Los controles de las citadas campañas se llevaron a cabo en horarios de mañana y tarde, en distintos puntos del casco urbano, dándose como premisa principal la prevención. En este sentido debemos señalar que la Unidad de Tráfico en ningún momento descuidó  las labores propias en materia de regulación y control del tráfico y en prevención de la seguridad ciudadana.

Respecto a los datos que arrojó esta campaña, podemos destacar que en los 12 controles llevados a cabo a lo largo de la pasada semana, 2.036 vehículos fueron controlados por los agentes motorizados, arrojando una media de 170 vehículos por control. Como consecuencia de dichos controles, 33 conductores fueron denunciados administrativamente por infringir dicho precepto del Reglamento General de Circulación, lo que significa que tan sólo el 1,6% de los vehículos controlados infringieron la normativa al respecto.radar2

En la campaña anterior, desarrollada durante la última semana del pasado mes de abril, más de 2.000 vehículos fueron controlados mediante rádar, siendo sancionados por exceso de velocidad 44 conductores. En total, sumando las dos campañas de velocidad, más de 4.000 vehículos fueron controlados por el cinemómetro digital de la Policía Local, siendo denunciados un total de 77 conductores que sobrepasaron los límites de velocidad establecidos.

Las sanciones están graduadas en función del tipo de infracción, poniendo por ejemplo que si en las avenidas locales, el límite está marcado en 50 km. los conductores que sobrepasen dicho tope y se encuentren entre los 51 y los 70 km. en esas vías urbanas, serán sancionados por infracción grave con una multa de 100 euros, sin detracción de puntos, pero si la velocidad sube a 71 km. y hasta 80, la sanción será de 300 euros y perderá dos puntos del permiso de conducir y así sucesivamente hasta superar en 60 km./hora el límite establecido, pudiéndose considerar en este caso la infracción como un presunto delito contra la seguridad vial.  

La presente semana, la Unidad de Tráfico de la Policía Local está llevando a cabo una nueva campaña de prevención dirigida a motocicletas, adhiriéndose a la que a nivel nacional ha puesto en marcha la DGT, controlando documentación, cascos, seguro, ITV y sobre todo, los excesos de velocidad, causa de la mayoría de accidentes mortales de motociclistas.