La Jefatura de Policía Local de Estepona informa que en el transcurso del pasado fin de semana, funcionarios adscritos a esa Jefatura llevaron a cabo múltiples actuaciones, encaminadas todas ellas a preservar la seguridad ciudadana y controlar el tráfico rodado en el término municipal de Estepona. Destacamos las cuatro denuncias formuladas por alcoholemia positiva, las denuncias a dos bares de copas por transcender al música al exterior y una denuncia por tenencia ilícita de sustancias estupefacientes.

placa_plestepona
Durante el fin de semana, en el capítulo de seguridad ciudadana, y siguiendo las hojas de ruta asignadas a las distintas patrullas de seguridad ciudadana, se han vigilado con presencia policial, todas las plazas del núcleo urbano, así como la periferia y extrarradio, siendo también controlados los exteriores de colegios públicos y lugares donde pudieran consumirse alcohol y/o sustancias estupefacientes.

En este sentido tan sólo hay que destacar la confección de una denuncia por tenencia de sustancias estupefacientes. En los preceptivos controles de seguridad y alcoholemia realizados durante el fin de semana se han confeccionado cuatro denuncias administrativas por alcoholemia positiva.

En materia administrativa, la Policía Local ha realizado durante el pasado fin de semana, el seguimiento e  inspección de los establecimientos públicos a fin de llevar a cabo el cumplimiento de las ordenanzas municipales en materia de seguridad y prevención, documentación, ruidos y horario de cierre en las zonas de ocio de toda la ciudad.  En este sentido, dos establecimientos públicos ubicados en distintas zonas de la población fueron denunciados, por transcender ruidos al exterior.

 Además de ello, una persona fue denunciada este fin de semana por arrojar cristales a la vía pública y un menor de edad fue identificado y posteriormente trasladado a su domicilio tras observar los agentes una actitud sospechosa ante la presencia policial.

Este fin de semana, por parte de agentes de la Policía Local de Estepona se ha llevado a cabo el seguimiento habitual de la práctica del “botellón”, aunque no hubo ninguna incidencia a destacar, propiciado en cierta medida por el mal tiempo reinante y por el continuo control policial durante todos los fines de semana. 

En materia asistencial, funcionarios de esta Jefatura de Policía Local auxiliaron a una mujer que se produjo accidentalmente, un corte en la mano con un vaso. También se acudió a la llamada de auxilio de una persona que avisó por producirse un conato de incendio en su domicilio. Por último, se auxilió a los integrantes de una caravana que fue alcanzada por un rayo.

Respecto al tráfico rodado, los agentes intervinieron el pasado fin de semana, en dos accidentes de tráfico, con resultado de sólo daños materiales entre las dos unidades implicadas, se practicaron cuatro denuncias de tráfico, una de ellas al propietario de un vehículo que no presentaba la  inspección técnica. También y con motivo de las lluvias caídas ayer, los agentes de la policía local tuvieron que señalizar con conos la zona inundada en el puente de la A-7 en el cruce con Benahavís. Finalmente, recordar las cuatro alcoholemias positivas confeccionadas en el transcurso de los controles realizados durante el pasado fin de semana.